La llamada I

Hoy, lunes, empiezo el nuevo horario de las experiencias. Cada lunes y jueves una.

Un nuevo correo, como siempre. Respondo y tras unos días esperando una contestación, quedamos en un hotel a una hora determinada. Llega el día y allí estoy. Tengo que esperar unos minutos, aún no ha llegado. De repente, un hombre mayor, con el pelo cano me pregunta si soy Marcos. Le respondo que sí. El hombre tiene una edad pero es todo un señor, camina completamente erguido y con aires de clase alta.

Entramos rápidamente en el hotel, en ese momento no hay casi nadie por la recepción. En seguida estamos en su habitación, muy moderna y blanca con una cama enorme en el centro de la estancia. Él va de traje y corbata, y empieza a quitarse la ropa. Yo hago lo mismo, no quiero impacientarlo. Los dos estamos listos y él me coge de la mano y me lleva a la cama. Me tumbo y él se pone encima. Coge mi pene, se lo mete por detrás y empieza a moverse hacia arriba y hacia abajo con mucha fuerza. Tiene mucha vitalidad, se nota.

Mientras sigo penetrándole, se inclina hacia mí y me besa. Sigue por mi cuello y mi abdomen. Finalmente, coge mi pene y se lo saca. Quiere que ahora sea yo quien le dé placer así que nos cambiamos de posición y me pongo encima de él y de su pene, que entra con cuidado. Entonces comienza a penetrarme con decisión y sin pausa, queriendo llegar hasta el final. Cuando su respiración empieza a entrecortarse, sus movimientos se vuelven bruscos y muy rápidos hasta que finalmente eyacula dentro de mí.

Se relaja profundamente y saco su pene lleno de semen de dentro de mí. Me pide una felación para que le limpie y me trague todo. Eso hago, noto su mano sobre mi cabeza. Me empuja para que me la meta entera en la boca. Ahora mismo él manda para que reciba lo que quiere. Sigue presionando hacia arriba y hacia abajo mi cabeza conforme su deseo. Después de unos minutos, me obliga a meterla entera y entonces vuelve a eyacular. Vuelvo a limpiar todo y entonces me dice que me acerque a él para besarlo.

Una llamada nos devuelve a la realidad. Coge rápidamente el teléfono. Es importante, responde y habla por él durante un minuto. Tiene que irse ahora mismo. Sólo llevábamos una media hora, así que le digo que cuando pueda volvemos a quedar para terminar esa hora.

Así nos despedimos, sabemos que vamos a encontrarnos muy pronto otra vez.

Anuncios

18 comentarios en “La llamada I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s