La belleza

Llevo un tiempo en este mundo y sé cómo suelen ser los clientes que necesitan contratar servicios sexuales. Suelen ser un grupo bastante variopinto, sí, desde luego, pero en cierta manera homogéneo. Sin embargo, en esta experiencia no hay ningún cliente que se pueda incluir en este grupo, y eso fue muy llamativo para mí.

Todo empieza como siempre, unos correos electrónicos que llevan a un lugar donde realizar el servicio.  Esta vez no fue diferente, pero sí fue excepcional lo que me encontré. Lo único que sabía es que volvía a ser una mujer. Llegué hasta el lugar en el que quedamos, y me encontré a una mujer casi tan joven como yo y además, guapísima.

Era pelirroja y tenía un buen cuerpo, y no me lo podía creer. Esa chica no necesitaba de ninguna manera pagar para tener relaciones sexuales, es más, yo habría pagado por tenerlas con ella. No sabía  qué pasaba ni entendía nada, pero ella me saludó con una sonrisa encantadora y entramos al lugar.

Una vez dentro, lo primero que hizo fue contarme que nunca había tenido novio y que por tanto era virgen. No me lo podía creer, era una de las chicas más guapas que he visto y me cuenta esto. Yo le dije que no me lo creía con una sonrisa y ella me contestó que me lo prometía. Estupefacto, es la palabra, pero la creí. Le dije que dado que era su primera vez, lo normal era que fuéramos lentos y además, que ella controlara cada paso.

Ella me contestó que yo era el profesional y que le parecía correcto hacerlo así. Me dijo que le daba vergüenza desnudarse y en seguida le comenté que con un cuerpo tan bonito como el suyo, no era lógico. Debía sentirse orgulloso de ello. Aún así, le costó bastante y esperé pacientemente. Cuando estuvo ya sin ropa, se tumbó en la cama y pude admirar el espectáculo ante mis ojos. No era una chica normal, era una verdadera belleza. Esto ya no era un trabajo, era un placer.

En ese momento,  lo primero que hice fue besarla con mucha pasión, lo que sentía. No podía resistirme, esa mujer enamoraba de manera inmediata. Noté además, que era su primer beso, y por eso yo lo hice pausadamente pero con muchas ganas y amor. Dejé de hacerlo y le sonreí. Le  pregunté que le había parecido, también sonrió. Buena señal. Se merecía todo el amor del mundo.

La siguiente parada eran sus turgentes pechos. Los toqué y no pude evitar en seguida besarlos apasionadamente, con mucha dulzura y constancia. Durante unos minutos sólo me importaba eso, eran mi hogar. Fue magnífico, sin palabras. Su perfume me embriagaba cada segundo.

Cuando acabé con sus pechos, volví a besarla, ella me respondió otra vez con una sonrisa y con tiernas caricias en mi espalda. La besé en el cuello notando su olor y toda su esencia. Bajé la cabeza, era hora de llegar a lo importante. Ella vio lo que iba a hacer y me dijo que por favor con mucho cuidado, nunca nadie le había tocado esa parte.

Empecé con tiernos besos en la zona, y luego metí la lengua y la moví por todas las partes. Ella gemía y gritaba casi muy fuerte, y en seguida noté sus manos acariciándome el pelo y la cara con fuerza. Le gustaba y a mí también. Fue una experiencia única. Tras unos segundos, me dijo que parara. No aguantaba mucho más. Le dije que si ella quería, podíamos pasar al acto sexual en sí.

Eso quería y yo muy lentamente introducí lentamente mi pene y apreté. Este un momento en esa situación, hasta que ella me dijo que siguiera porque le gustaba. Sin nada de brusquedad, seguí, con muchísimo placer por mi parte, quería hacerlo.

En seguida me dijo que no aguantaba más. Era verdad, yo en cuanto vi eso, eyaculé. Espectacular. Tras unos momentos en silencio y con la respiración entrecortadas por las dos partes, le dije que era una mujer excepcional y que se merecía lo mejor.

Así acabó todo y ahora que lo recuerdo, le deseo a esta mujer todo el amor del mundo. Se merece un hombre que le trate como una reina.

Ojalá fuera mi novia.

Anuncios

4 comentarios en “La belleza

    1. Desgraciadamente no. Pero alrededor de un mes después de este encuentro, me volvió a mandar un mensaje diciéndome que había comenzado a salir con un amigo de toda la vida. Me alegré muchísimo por ella. Como dije en esta experiencia, esta chica se merece todo el amor del mundo y un hombre que le trate como una reina todos los días de su vida

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s