El hombre desnudo

Un hotel en Sol. Allí volvía a estar para trabajar, para conseguir suficiente dinero para cubrir todos mis gastos.
Esta vez, había hablado con la persona por correo electrónico y tras decidir el sitio, quedamos.

Entré en el hotel y me dirigí a la recepción, pregunté por su nombre y me dieron el número de habitación. Subí y llamé. Unos pasos y la puerta se abrió. Entré y lo vi, un hombre completamente desnudo que estaba esperando que empezara mi trabajo.
Así, me indicó que fuera hasta la cama y que me desnudara. Lo hice, y su siguiente orden fue que, mientras que él estaba tumbado, le hiciera una felación.         
Unos 15 minutos después, y su respiración se volvió rápida y entrecortada y noté su eyaculación en mi boca. Tras esto, quiso que yo me tumbase boca abajo y él me penetró, a su ritmo, como quería. Durante esa hora era todo suyo, y tenía que satisfacerlo. Así fue, y cuando se cansó, me dijo que me pusiese en el borde de la cama y me cogió de las piernas y volvió a empezar. No sé cuánto tiempo estuvimos, pero no fue breve.

Miré el reloj y el tiempo se acababa, él también lo sabía y aún no había acabado. Para acabar me dijo que tenía que volver a eyacular y que para eso lo mejor era otra felación, lo hice, y después de unos minutos, paré y él se masturbó hasta que logró que todo su semen cayera sobre mí.
Fin del encuentro. Hora de volver a casa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s